Crear un mar en casa es muy sencillo, solo necesitamos una botella de plástico, colorante azul,aceite para bebés y lo que se nos ocurra para meter en nuestro mar. Llenamos la botella de agua:

Le echamos colorante azul, nosotros usamos el alimentario pero servirían también acuarelas, pintura de dedos…

 

Echamos aceite para bebes, para crear efecto de espuma.

Y todo lo que se nos ocurra y queramos: tiburones, cangrejos, conchas de mar, ¡¡incluso le podéis meter algún barquito con cascara de nuez si la boca es ancha!

 

Así tendremos el mar un poquito más cerca
Anuncios