El otoño nos trae muchas cosas, otoño es época de lluvia, de paraguas y chubasquero, de irse olvidando del calor sofocante  del verano y ponerse las botas de charcos para saltar  y disfrazarse de  barro y  jugar mientras disfrutamos  viendo los violetas atardeceres con los amigos estirando las tardes, resignándonos a ver que los días poco a poco se van encogiendo; el otoño, época  de baños calientes, mantita y chocolate para entonar el cuerpo después de las salidas al campo; estación  de largos paseos ,de colores, de frutos y  regalos que la naturaleza nos obsequia …

Si os fijáis bien, cerca de las laderas de los ríos o en zonas mas bien húmedas ,encontrareis un montón de escaramujo.

El escaramujo es el fruto del rosal silvestre, se puede  comer en crudo quitándole las semillas y los pelillos del centro, siendo una importantísima fuente de vitamina A, D , E y sobre todo  C(entre 1.700mg a 2.000mg, uno de los frutos con mas alto contenido , mucho mayor al kiwi o  los cítricos).
Utilizado por los marineros para prevenir el escorbuto y por los británicos durante la segunda guerra mundial para suplir el bloqueo alemán de cítricos que venían en transporte marítimo.
Sirve para la confección de mermeladas y también para infusiones(una de sus propiedadades es antidiarreica por su alto contenido en taninos, por eso se le conoce popularmente con el nombre de “tapaculos”).

En cuanto a las propiedades para la piel:

-mantiene sano el colágeno
-antiinflamatorio y cicatrizante
-poderoso antioxidante ,previene el envejecimiento
-previene de las estrias y disminuye las arrugas y manchas  de la piel.

Nosotros vamos a elaborar un oleomacerado de escaramujo ,olemacerado de aceite de rosa de mosqueta, pero¡ojo! el verdadero aceite de rosa de mosqueta se obtiene del prensado de las semillas del fruto.
Para hacer el oleomacerado recolectamos los escaramujos, es importante que estén secos, es decir que no haya llovido los días previos para evitar la presencia de hongos en el fruto; seleccionar los más rojos y sin manchas si es posible.
Los nuestros no están muy seleccionados porque en la recolección participamos todos, sobre todos los mas pequeños de la casa …

Después quitamos el “culo” y el rabito del fruto y los partimos por la mitad.
Los  metemos en un tarro de cristal y llenamos el tarro de aceite de almendras.

Una vez lleno el tarro se tapa y se deja reposar entre 20 y 30 días.

Después se cuela y ya tenemos el oleomacerado de rosa de mosqueta listo para ser usado.
Espero que lo disfruteis y os deis largos y relajantes masajes en pareja o en solitario, aprovechando que los niños duermen 😉

 

Anuncios