El otro día cuando fuimos a la biblioteca cayó en nuestras manos este precioso cuento:

Es de uno de mis autores de cuentos preferidos Eric Carle . Se llama:” una casa para el cangrejo ermitaño”.
La historia trata sobre un cangrejo al que se le ha quedado pequeña su casa y tiene que buscar otra, al principio esa casa le parece un poco… ¿Cómo decirlo? Feucha…

…pero poco a poco va conociendo amigos que viajarán con él ,acompañándole y adornando su casita.

Les ha gustado mucho a los dos pequeños.
Cuando terminamos el cuento, a D le gusta recordar el orden del nombre de los animales que se va encontrando el cangrejo ermitaño por el camino.
Al final del cuento hay una breve descripción sobre cada uno de estos animales con detalles curiosos.

Un cuento que habla sobre los cambios, cambio de casa ,cambio de amigos , pero desde una visión positiva y siempre enriquecedora.

El cuento me hizo pensar sobre mi llegada al pueblo dónde vivo ahora, recién llegada de la gran urbe me parecía un lugar aburrido ,sin opciones de tiempo libre, sin posibilidades y sin gente afín a mi. Poco a poco he ido conociendo gente maravillosa, sitios increíbles y opciones de ocio que si no viviera aqui nunca los abría descubierto.Hoy estoy encantada de vivir en el lugar en el que vivo.

Da igual dónde vayas o lo “feucho” que te parezca tu nuevo hogar al principio, siempre encontrarás gente maravillosa que te acompañará en tu camino hasta que tu “concha” se quede pequeña y tengas que mudarte a otra. Y …¿sabéis que es lo que mas me gusta? Que cuando el cuento termina y después de un año el cangrejo tiene que mudarse otra vez de casa, en vez de notar en D y E pena,tristeza o nostalgia por tener que hacerlo, veo en sus caras una sonrisa.

Logra transmitir ese mensaje de que los cambios son buenos, oportunidades de aprender y conocer nuevos lugares y amigos. ¡Os lo recomendamoooooooooooosssssss;P!

Anuncios