Una actividad muy sencillita para poder hacer en casa con los peques. Durante  un  paseo otoñal podéis recoger hojas, si son diferentes mejor, que los niños las elijan, en nuestro caso elegimos una hoja de roble melojo…no hace falta irse muy lejos, si vivís en la ciudad, seguro que hay arboles ornamentales en las aceras o algún parque cerca dónde poder pasear.

Cuando llegamos a casa ponemos las hojas sobre la mesa y encima de las hojas un trozo de folio. Encima del folio pintamos con ceras de colores, no hace falta hacerlo muy suave o muy fuerte, la verdad es que salen muy bonitas independientemente de cómo se haga.

En nuestro caso D no le apetecía pintar sobre las hojas, asi que las fotos son de E pintando y luego recortando:

Las ceras pueden ser de cualquier marca, nosotros hemos usado estas que nos gustan mucho por los colores y lo fáciles que son de usar.

1-img_20160929_105651

Después las quiso recortar:

 

1-img_20160929_105701

Y así de  bonitas quedaron:

 

1-img_20160929_123813

1-img_20160929_123721

 

Esta guirnalda ya no la hizo E , la hice yo, únicamente le hice agujeros a cada hoja y las até con un trozo de lana.

 

1-img_20160929_124859

 

Y así vamos decorando nuestra casa en el otoño. De esta manera los niños perciben las estaciones dentro y fuera de casa.

¿Os animáis a hacerlo? contadme cómo os ha quedado.

 

¡¡Feliz veriotoño !! ;P

Anuncios